Saltar al contenido
ESTUDIOS Y DESARROLLO

DIOSA ISIS: Deidad Egipcia de la Fertilidad y la Maternidad

Significado de la Diosa Isis

Isis, el egipcio Aset o Eset, una de las diosas más importantes del antiguo Egipto. Su nombre es la forma griega de una antigua palabra egipcia para “trono”.

Isis es el arquetipo femenino para la creación; Ella es la diosa de la fertilidad y la maternidad. Ella ha tenido muchos nombres y ha desempeñado muchos papeles en la historia y la mitología, como diosa y creadora femenina. Su nombre significa literalmente Reina del Trono. Su tocado original era una silla vacía del trono que pertenecía a su marido asesinado, Osiris. El jeroglífico de su nombre utilizado originalmente significa (femenino) de carne, es decir, mortal, y puede que simplemente haya representado reinas deificadas y reales.

El nombre más comúnmente usado para esta deidad, Isis, es una corrupción griega del nombre egipcio; y su pronunciación como ‘ojo-sis’ es una corrupción adicional por parte de los hablantes de inglés.

La verdadera pronunciación egipcia es desconocida, ya que los jeroglíficos egipcios solo registraron consonantes y dejaron fuera la mayoría de las vocales. Los jeroglíficos egipcios para su nombre son comúnmente transcritos como jst; Como conveniencia, los egiptólogos lo pronuncian como ee-set.

¿ Quién es la Diosa Isis ?

Isis fue inicialmente una diosa oscura que carecía de sus propios templos dedicados, pero creció en importancia a medida que avanzaba la era dinástica, hasta que se convirtió en una de las deidades más importantes del antiguo Egipto.

Su culto se extendió posteriormente por todo el Imperio Romano, e Isis fue adorada desde Inglaterra hasta Afganistán. Todavía es venerada por los paganos en la actualidad.

Como doliente, ella era una deidad principal en los ritos relacionados con los muertos; como curandera mágica, curó a los enfermos y dio vida al difunto; y como madre, ella fue un modelo para todas las mujeres.

¿ Qué atributos tiene la Diosa Isis ?

Isis tenía fuertes vínculos con la realeza egipcia, y la mayoría de las veces era representada como una mujer hermosa con un vestido de vaina y el signo jeroglífico del trono o un disco solar y cuernos de vaca en la cabeza.

Ocasionalmente la representaban como un escorpión, un pájaro, una cerda o una vaca. No hay referencias a Isis antes de la 5ta dinastía (2465–2325 aC), pero se la menciona muchas veces en los Textos de las pirámides (c. 2350 a c. 2100 aC), en los que ofrece asistencia al rey muerto.

Más tarde, a medida que las ideas de la vida después de la muerte se hicieron más democráticas, Isis pudo extender su ayuda a todos los egipcios muertos.

En el arte, originalmente Isis fue representada como una mujer con un vestido largo y coronada con el signo jeroglífico de un trono. A veces se la representaba sosteniendo un loto o como un sicómoro. Un faraón, Tutmosis III, fue representado en su tumba mientras amamantaba de un árbol sicómoro que tenía un pecho.

Después de que ella asimiló muchos de los roles de Hathor, el tocado de Isis se reemplaza con el de Hathor: los cuernos de una vaca en su cabeza, con el disco solar entre ellos. A veces ella también era representada como una vaca, o la cabeza de una vaca.

Generalmente, sin embargo, ella fue representada con su hijo pequeño, Horus (el faraón), con una corona y un buitre. De vez en cuando la representaban como una cometa que volaba por encima del cuerpo de Osiris o con Osiris muerto en su regazo mientras trabajaba su magia para devolverle la vida.

La mayoría de las veces, se ve a Isis sosteniendo solo el signo ankh genérico y un bastón simple, pero en las imágenes tardías se la ve a veces con artículos que generalmente se asocian solo con Hathor, el collar sagrado y el que lleva la fertilidad.

En algunos libros Isis está representada en la proa de la Corteza Solar con los brazos extendidos.

¿ Cuál es el Poder de la Diosa Isis ?

Isis era la esposa y madre egipcia tradicional perfecta, contenta de permanecer en segundo plano mientras las cosas iban bien, pero podía usar su ingenio para proteger a su esposo e hijo si fuera necesario. El refugio que le brindó a su hijo le dio el carácter de una diosa de la protección.

Pero su aspecto principal era el de un gran mago, cuyo poder trascendía el de todas las demás deidades. Varias narraciones hablan de su destreza mágica, mucho más fuerte que los poderes de Osiris y Re.

La invocaban con frecuencia en nombre de los enfermos y, con las diosas Neftis, Neith y Selket, protegía a los muertos.

Isis se asoció con varias otras diosas, entre ellas Bastet, Nut y Hathor, y así su naturaleza y sus poderes se hicieron cada vez más diversos. Isis llegó a ser conocida, como otras diosas feroces en el panteón egipcio, como el “Ojo de Re” y fue comparada con la Estrella del perro, Sothis (Sirius).

Historia de la Diosa Isis

Orígenes

En la forma típica de su mito, Isis fue la primera hija de Geb, dios de la Tierra, y Nut, diosa del cielo, y nació el cuarto día intercalario. Se casó con su hermano, Osiris, y ella concibió a Horus con él.

Isis fue instrumental en la resurrección de Osiris cuando fue asesinado por Set. Usando sus habilidades mágicas, restauró su cuerpo a la vida después de haber reunido las partes del cuerpo que Set había esparcido sobre la tierra.

La mayoría de las deidades egipcias fueron adoradas primero por cultos locales, y finalmente su popularidad se extendió, por lo que la mayoría de las ciudades y pueblos más importantes de Egipto eran conocidos como el hogar de una deidad en particular.

Los orígenes del culto de Isis son inciertos, pero se cree que originalmente era una deidad popular e independiente en los tiempos predinásticos, antes del 3100 a. C., en Sebennytos, en el delta del Nilo.

Las primeras referencias escritas a Isis se remontan a la quinta dinastía de Egipto. Basados en la asociación de su nombre con el trono, algunos egiptólogos primitivos creían que la función original de Isis era la de trono-madre.

Sin embargo, estudios más recientes sugieren que los aspectos de ese rol vinieron más tarde por asociación. En muchas tribus africanas, el trono es conocido como la madre del rey, y ese concepto encaja bien con cualquiera de las dos teorías, posiblemente dando una idea del pensamiento de los antiguos egipcios.

El mito del mito de Isis-Osiris se hizo muy importante durante el período grecorromano con santuarios en Delos y Pompeya. Se creía que el río Nilo se inundaba cada año debido a las lágrimas de dolor que Isis lloraba por Osiris.

La muerte y el renacimiento de Osiris fueron revividos cada año a través de rituales. La adoración de Isis finalmente se extendió por todo el mundo grecorromano, continuando hasta la supresión del paganismo en la era cristiana.

Como la gran dama del inframundo, que ayudó a transformar los cuerpos de los muertos bendecidos en aquellos en los que debían vivir en el reino de Osiris, ella era Ament, la diosa oculta, madre de Ra.

En esta capacidad, ella compartió con Osiris el atributo de Dador de vida que proporciona comida tanto para los muertos como para los vivos.

En un período comparativamente temprano en la historia egipcia, Isis había absorbido los atributos de todas las grandes diosas primitivas, y de todas las diosas locales como Nekhebet, Uatchet, Net, Bast, Hathor, etc.

Incluso fue identificada como la contraparte femenina. del abismo primitivo del agua del que brotó toda la vida.

Es imposible limitar los atributos de Isis, que posee los poderes de una diosa del agua, una diosa de la tierra, una diosa del maíz, una diosa estrella, una reina del inframundo y una mujer, y que ella se unió en sí misma una o más de los atributos de todas las diosas de Egipto que conocemos.

Isis fue venerada por primera vez en Egipto: la única diosa adorada por todos los egipcios por igual, y cuya influencia estaba tan extendida que se había vuelto completamente sincrética con la diosa griega Demeter.

Después de la conquista de Egipto por Alejandro Magno y la helenización de la cultura egipcia iniciada por Ptolomeo I Soter, Isis llegó a ser conocida como la Reina del Cielo.

Tras la conquista de Egipto por Alejandro Magno, la adoración de Isis se extendió por todo el mundo grecorromano.

Tácito escribe que después del asesinato de Julio César, se había decretado un templo en honor a Isis; Augusto suspendió esto e intentó devolver a los romanos a las deidades romanas que estaban estrechamente asociadas con el estado.

Finalmente, el emperador romano Calígula abandonó la cautela de Augusto hacia lo que se describió como cultos orientales, y fue durante su reinado que se estableció en Roma el festival isiaco del Navigium Isidis.

Según Josefo, Calígula se puso un atuendo femenino y participó en los misterios que él instituyó, y en la era helenística, Isis adquirió un “nuevo rango como una diosa del mundo mediterráneo”.

Vespasiano, junto con Tito, practicó la incubación en el Iseum romano. Domiciano construyó otro Iseum junto con un Serapeum. Trajano aparece ante Isis y Horus, presentándolos con ofrendas votivas de vino, en un bajorrelieve en su arco de triunfo en Roma.

Adriano decoró su villa en Tibur con escenas isiacas. Galerio consideraba a Isis como su protectora. Las perspectivas romanas sobre los cultos eran sincréticas, viendo en nuevas deidades, simplemente aspectos locales de uno familiar.

Para muchos romanos, la Isis egipcia era un aspecto de la Cibeles Frigia, cuyos ritos orgiásticos se naturalizaron durante mucho tiempo en Roma, en hecho, ella era conocida como Isis de Diez Mil Nombres.

Entre estos nombres de la Isis romana, la Reina del Cielo destaca por su larga y continua historia. Heródoto identificó a Isis con las diosas griegas y romanas de la agricultura, Demeter y Ceres.

En años posteriores, Isis también tenía templos en toda Europa, África y Asia. Una estatua de aisastro de Isis del siglo III a. C., encontrada en Ohrid, en la República de Macedonia, está representada en el anverso del billete macedonio de 10 denares, emitido en 1996.

El nombre masculino “Isidore” significa en griego “regalo” de Isis “(similar a” Theodore “,” el regalo de Dios “).

El nombre, que se hizo común en la época romana, sobrevivió a la supresión de la adoración de Isis y sigue siendo popular hasta el presente, siendo entre otros el nombre de varios santos cristianos. El culto Isis en Roma fue una plantilla para el Culto cristiano de la Virgen.

Mitos sobre la Diosa Isis

El mito de Isis, Osiris y Horus se convirtió en uno de los más importantes y poderosos de la mitología egipcia durante el Nuevo Reino. El mito se refiere a la muerte de Osiris y el nacimiento de Horus.

La forma original del mito establece que Osiris fue asesinado por un sarcófago de madera que Set le hizo en secreto a sus medidas, que estaba celoso de la posición de Osiris como Faraón, y por tanto conspiró para matarlo y tomar su lugar.

Se había celebrado una fiesta donde se ofrecía el ataúd a quien pudiera entrar. Algunas personas trataron de encajar, pero fue en vano. Osiris se animó a intentarlo, pero tan pronto como se recostó, la tapa se cerró de golpe y se cerró. Luego se selló con plomo y se arrojó al río Nilo.

Al oír que Osiris se había ido, Isis se dispuso a buscarlo. Temía que, sin las ceremonias y el entierro adecuados, Osiris no podría ir al lugar de los muertos.

Más tarde supo que el ataúd había flotado por el río Nilo hasta la costa de Vilos (ahora en el moderno Líbano) y se había incrustado en el tronco de un árbol de cedro.

También se enteró de que el cedro había sido tomado y utilizado como un pilar para sostener un palacio para el rey de Biblos. Cuando regresaba, a lo largo del río Nilo, dejó el ataúd en una zona de pantanos.

Set, mientras cazaba, encontró el ataúd de Osiris y lo desmembró en 14 partes, dispersándolas por la tierra de Egipto.

Una vez más, Isis se dispuso a buscar las piezas y pudo encontrar 13 de las 14 partes, con la ayuda de Neftis, la hermana-esposa de Seth, pero no pudo encontrar la 14, ya que había sido devorada por un pez.

En cambio, ella hizo un falo de oro y cantó una canción alrededor de Osiris hasta que volvió a la vida. Osiris fue resucitado. Él podría tener ceremonias adecuadas y el entierro. Debido a esta experiencia, Osiris se convirtió en el Señor de los Muertos y el Más Allá.

En el pensamiento egipcio tardío, a veces se decía que los justos muertos se convertían en las estrellas, y así, en ocasiones, se consideraba que la luna tenía una conexión con Osiris, señor de los muertos.

Como leyenda de la muerte y la resurrección, en la que el mal busca destruir a una deidad, trayendo así la oscuridad, desarrolló una asociación con el ciclo lunar, en el que la luna parece ser destruida por la oscuridad, y luego vuelve a la vida.

Por lo tanto, luego se dijo que Osiris había sido asesinado al desmembrarse en 13 partes, cada una de las cuales representa una de las 13 lunas llenas que se ven cada año (hay aproximadamente 13 meses lunares por año).

Otra interpretación es que las piezas fueron 14 (en algunas versiones hasta dieciséis) fueron las fases del ciclo de una sola luna (una astilla cortada cada noche durante 14 días, luego se volvió a ensamblar durante los siguientes 14 días.

La forma original de Set El asesinato de Osiris se incorporó a esta versión posterior, aunque se dijo que el intento había fracasado cuando Isis y Nepthys encontraron el ataúd y lo rescataron.

En consecuencia, la historia se convirtió en que, antes de resucitar a Osiris, Isis armó 13 de las 14 partes, pero no pudo encontrar la 14a, su falo, que fue devorado por el pez oxyrhynchus (un pez con un hocico curvo inusual que se asemeja a las representaciones de Set).

Así que Isis creó un falo para él, y luego intentó revivirlo. En algunas versiones, Isis cantó una canción alrededor de Osiris hasta que volvió a la vida. Luego tomó la forma de una cometa y voló alrededor de su cuerpo para concebir a Horus.

En otros relatos de la historia, Isis crece alas y se cierne sobre Osiris. Ella le da vida a él para revivirlo y concebir a Horus. Al estar simultáneamente vivo y muerto, Osiris se convirtió en el dios y rey de la vida futura.

Como una deidad de vida-muerte-renacimiento, Horus / Osiris se convirtió en un reflejo del ciclo anual de la cosecha de cultivos, así como en el reflejo de los deseos de la gente de tener una vida después de la vida exitosa, por lo que la leyenda se volvió extremadamente importante, superando a todos los demás.

Las aventuras de la leyenda hacia la vida y la vida después de la muerte significaron que los ritos religiosos asociados con la leyenda eventualmente empezaron a tomar aspectos de una religión misteriosa.

Donde se decía que los iniciados podían participar en la resurrección de Horus / Osiris, purgándose de los males pasados, y entrando en una nueva vida.

Este mito ha sido contado en de varias maneras, pero el mensaje es siempre el mismo: la muerte y la resurrección, una metáfora del viaje del alma en los juegos de la realidad física.

Isis y Ra

Se dijo que Isis engañó a Ra (es decir, Amun-Ra / Atum-Ra) para que le dijera su “nombre secreto”, haciendo que una serpiente lo mordiera, para lo cual solo Isis tenía la cura.

Saber el nombre secreto de una deidad le permitió a uno tener el poder de la deidad. El uso de nombres secretos se volvió central en los hechizos mágicos egipcios tardíos, e Isis a menudo está implorada a “usar el verdadero nombre de Ra” en la realización de rituales.

Hijos de la Diosa Isis

Isis se muestra a menudo como la madre de Horus.

Templos de la Diosa Isis

En la época grecorromana, muchos de los sacerdotes eran considerados curanderos, se decía que tenían otros poderes especiales, incluida la interpretación de los sueños y la capacidad de controlar el clima, lo que hacían al trenzar o no peinarse.

Este último fue creído porque los egipcios consideraban que los nudos tenían poderes mágicos.

El Templo de Isis es un templo romano dedicado a la diosa egipcia Isis. Este pequeño y casi intacto templo fue uno de los primeros descubrimientos durante la excavación de Pompeya en 1764.

Su papel como un templo egipcio helenizado en una colonia romana se confirmó por completo con una inscripción detallada por Francisco la Vega el 20 de julio de 1765.

Se pueden ver pinturas y esculturas en el Museo Arqueológico de Nápoles; El sitio en sí permanece en la Via del Tempio di Iside. Tras el descubrimiento del templo, muchos conocidos artistas e ilustradores acudieron al lugar.

El templo pompeyano conservado es en realidad la segunda estructura; El edificio original construido bajo Augustan fue dañado en un terremoto anterior de 62 EC.

Diecisiete años más tarde, con la masiva erupción volcánica, solo el Iseum fue el único templo que se reconstruyó completamente, incluso por delante del Capitolio.

Aunque el Iseum se encontraba en un espacio pequeño y estrecho, recibía un considerable tráfico peatonal de los asistentes al teatro en el Gran Teatro, los hombres de negocios del Foro Triangular y otros a lo largo de la Puerta de Estabia.

Se asume que los devotos principales de este templo son mujeres, libertos y esclavos.

Iniciados del culto al misterio de Isis adoraban a una diosa compasiva que La salvación eventual prometida y una relación perpetua durante toda la vida y después de la muerte.

El templo en sí fue reconstruido en honor de un niño de 6 años por su padre hombre libre, Numerius, para permitir que el niño ingresara en la sociedad de élite.

Muchas escenas del templo se recrean en los comedores de Pompeya, sin embargo, lo que indica que muchas personas visitaron este templo por razones políticas, económicas o sociales.

Isis era una diosa de las creencias religiosas del antiguo Egipto, cuya adoración se extendió por todo el mundo grecorromano. Fue adorada como la madre ideal, esposa, la matrona de la naturaleza y la magia.

Era amiga de los esclavos, los pecadores, los artesanos, los oprimidos, que también escuchaban las oraciones de los ricos, las doncellas, los aristócratas y los gobernantes.

La adoración de Isis estaba preocupada por la adquisición de conocimiento, ya que el conocimiento solo podía obtenerse de los dones de los dioses.

Los sacerdotes de Isis típicamente se afeitaban la cabeza y vestían ropa de lino en lugar de lana.

La adoración de Isis no incluía una cosmovisión mesiánica, pero sí proporcionaba una relación con lo divino que no se rompía con la muerte. En común con otras deidades, Isis no exigió adoración exclusiva, pero en la práctica, sus devotos aplicaron, desde una perspectiva moderna, una perspectiva henoteísta.

Se cree que el culto a Isis llegó a Pompeya alrededor del 100 aC. Tras la destrucción del primer templo en el terremoto de 62 EC, el hijo de Números pagó por su reconstrucción completa.

El escenario y los adornos proporcionaron un atractivo telón de fondo para los ritos litúrgicos. Estos servicios se realizaron diariamente con una apertura solemne de la mañana y un cierre nocturno lleno de canto.

Un cubo ritual para el agua sagrada del Nilo, la situla y un sonajero, el sistrum, se usaban en la adoración. Se sabe que el Templo de Isis fue el más variable debido a la adoración de Isis.

El primer templo principal dedicado a Isis fue construido por el rey del Período Tardío Nectanebo II (360–343 aC) en Behbeit el-Hagar, en el delta central del Nilo.

Otros templos importantes, incluido el templo de la isla de Philae, se construyeron durante la época grecorromana cuando Isis era dominante, entre las diosas egipcias. Se le dedicaron varios templos en Alejandría, donde se convirtió en la patrona de la gente de mar.

Desde Alejandría se extendió su culto a Grecia y Roma. Las imágenes de Isis amamantando al bebé Horus pueden haber influido en los primeros artistas cristianos que representaron a la Virgen María con el niño Jesús.

Como la personificación del trono, ella era una fuente importante del poder del Faraón. El faraón fue representado como su hijo, quien se sentó en el trono que ella proveyó.

Su culto era popular en todo Egipto, pero los santuarios más importantes estaban en Behbeit El-Hagar, en el delta del Nilo, y, a partir del reinado de Nectanebo I (380-362 aC), en la isla de Philae, en el Alto Egipto.

Los templos dedicados a Isis se construyeron en Irak, Grecia y Roma, con un ejemplo bien conservado descubierto en Pompeya.

En la isla griega de Delos, un templo dórico de Isis se construyó en una colina elevada con vistas al comienzo de la época romana para venerar a la trinidad familiar de Isis, los Alejandrinos Serapis y Harpócrates.

La creación de este templo es importante, ya que Delos es particularmente conocido como el lugar de nacimiento de los dioses griegos Artemisa y Apolo, que tenían templos propios en la isla mucho antes de que se construyera el templo de Isis.

Templo de Isis en Philae

El culto de Isis y Osiris continuó hasta el siglo VI aC en la isla de Philae en el Alto Nilo. El decreto teodosiano (en aproximadamente 380 CE) para destruir todos los templos paganos no se aplicó allí hasta la época de Justiniano.

Esta tolerancia se debió a un antiguo tratado hecho entre Blemyes-Nobadae y Diocleciano. Cada año visitaban Elephantine y en ciertos intervalos tomaban la imagen de Isis río arriba a la tierra de las Blemyes para propósitos oraculares antes de devolverla.

Justiniano envió a Narses a destruir los santuarios, con los sacerdotes detenidos y las imágenes divinas llevadas a Constantinopla. Philae fue el último de los antiguos templos egipcios que se cerraron.

Sobrevive poca información sobre los rituales egipcios para Isis; sin embargo, está claro que había sacerdotes y sacerdotisas oficiando en su culto a lo largo de su historia.

Haz Click en una de las Imágenes y tendrás Información sobre la Astrología y sus Signos Zodiacales

Haz Click en una de las Imágenes y Descubre la Historia Resumida de los Grandes Imperios de la Antiguedad

Tambien Encuentra Información sobre los Elementos Asociados a sus Mitológicas Vidas, haciendo Click en Alguna de las Siguientes Imágenes

Busca Becas de Estudio Hasta de un 100% en los Diferentes Países del Mundo

Encuentra Información Sobre los Países Más Visitados con Fines de Formación Educativa

Para nosotros es muy importante acompañarte en las decisiones que tengan que ver con tu desarrollo emocional, personal y profesional. Es por ello que te presentamos la oportunidad de entrar a un mundo de opciones que te permitirán emprender el camino de una vida llena de propósitos desde la serenidad de logros disfrutados y alcanzados. Haz Click en Alguna de las Siguientes Imágenes:

Imágenes, Fotos o Dibujos de la Diosa Isis

Visita Nuestra Página Especializada en el Desarrollo Humano

Resumen
DIOSA ISIS
Título
DIOSA ISIS
Descripción
La Diosa Isis. Descrita Como la Diosa de la Maternidad y la Fertilidad. Sus Mitos, Atributos, Símbolos y Poderes. También los Templos de su Mitología.
Autor