Saltar al contenido
ESTUDIOS Y DESARROLLO

DIOS NEFERTUM: Significado e Historia en el Antiguo Egipto

Significado del Dios Nefertum

Nefertum (Nefertem): Dios del perfume y Aromas Dulces. Señor de la Salida del Sol

En la mitología egipcia, Nefertem (también Nefertum, Nefer-Tem, Nefer-Temu) era originalmente el joven Atum (su nombre significa Atum hermoso, es decir, Atum juvenil), en la creación del mundo, que había surgido de las aguas primarias, En la cosmogenia Enéada.

Algunos de los títulos de Nefertem fueron “El que es bello” y “Lirio de agua del sol”, y una versión del Libro de los muertos dice: “Levántate como Nefertem del lirio de agua azul, a las fosas nasales de Ra. y salid al horizonte cada día “.

¿ Quién es el Dios Nefertum ?

Nefertum era el dios del loto egipcio de la curación, la belleza y los perfumes, representado en el antiguo arte egipcio con una gran flor de loto formando su corona.

Lirios acuáticos, flores de loto, abiertas por la mañana y cerradas nuevamente por la noche, simbolizando el renacimiento y la regeneración. Nefertum era el dios del sol de la mañana, los perfumes y los aromáticos. Nefertem fue el dios de la curación y el embellecimiento, los perfumes y la aromaterapia. En Egipto, el perfume no era como el perfume de hoy, el perfume era holístico, al igual que la aromaterapia actual. Como dios del lirio de agua (específicamente, el lirio de agua azul), usó sus cualidades narcóticas para propósitos medicinales, así como para perfumes y adornos. Las ofrendas votivas a Nefertem eran principalmente lirios de agua y otras flores.

¿ Qué Atributos Tiene el Dios Nefertum ?

En el arte, a Nefertum generalmente se lo describe como un joven hermoso que tiene flores de lirios azules alrededor de su cabeza. Como hijo de Bast, a veces también tiene la cabeza de un león o es un león o gato reclinado.

Nefertem se asoció tanto con el aroma de la flor de lirio de agua azul como con su supuesto efecto narcótico (se presume ampliamente, pero aún no está probado científicamente).

Los antiguos egipcios a menudo llevaban pequeñas estatuillas de él como amuletos de buena suerte.

Nefertum solía representarse como un joven hermoso con un tocado de loto, a veces de pie sobre la espalda de un león.

Ocasionalmente lleva un tocado con dos plumas y dos contrapesos de collar que eran símbolos de fertilidad asociados con Hathor (quien a su vez estaba estrechamente asociado con las dos diosas descritas como su madre, Sekhmet y Bast).

A veces se lo representaba como un hombre con la cabeza de un león o como un león o gato reclinado. De esta forma, estuvo asociado con el dios león Maahes, que puede haber sido su hermano, pero también puede haber sido un aspecto de Nefertum. Como el sol recién nacido, generalmente se lo representaba como un hermoso bebé sentado en un capullo de loto.

A veces se mostraba su cuerpo envuelto como una momia, con los brazos y la cara libres de ataduras. También tenía una forma de león o gato, atribuida a su madre. También fue representado como una cabeza humana emergiendo de un gran nenúfar.

¿ Cuál es el Poder del Dios Nefertum ?

Nefertum fue visto como el dios del sol y el nieto del dios del sol. Originalmente no era adorado en los templos, pero era un aspecto importante del dios del sol, que más tarde se descubrió como el nieto del dios del sol.

Para la gente en Egipto, él era su protector y su sanador. La gente consideraba que Nefertum tiene un gran poder que constituye tanto

El poder de destruir y El poder de curar.

Historia del Dios Nefertum

Nefertem era un dios antiguo, mencionado en los Textos de las Pirámides (c. 2350 aC), pero se hizo más prominente durante el Nuevo Reino (1539 – c. 1075 aC) y más adelante.

El panteón egipcio es particularmente enorme y fluido, con una gran variedad de deidades que entran y salen de los mitos de los demás.

Debido a la vasta cantidad y a las limitaciones del espacio, las colecciones de mitología se ven obligadas a editar, y eligen resaltar ciertas deidades como las más importantes, mientras que relegan a otras a los rangos inferiores.

Las deidades elegidas como importantes a menudo revelan más sobre el editor moderno y su cultura que sobre los antiguos egipcios mismos.

Hasta hace muy poco, al menos, las deidades destacadas favorecidas solían ser los dioses del “gran cuadro”. Los Espíritus Creadores trascendentes, seres remotos y, a veces distantes, involucrados en grandes cuestiones conceptuales: las artes de la civilización, por ejemplo, la creación del mundo o el nacimiento de la agricultura.

Deidades con ámbitos más estrechos, deidades relacionadas con los aspectos cotidianos funcionales de la vida cotidiana y, en particular, deidades relacionadas con lo que se ha clasificado como temas de mujeres tendido a ser relegado a un estado menor.

Sin embargo, la evidencia arqueológica indica cada vez más la importancia de aquellos llamados “dioses menores”, como Bes y Taweret, por ejemplo, para el egipcio antiguo promedio, no solo para las mujeres, sino también para los hombres y las familias.

Aquellos que desean demostrar la trivialidad del antiguo politeísmo egipcio a menudo citan a Nefertem, Dios del perfume, como ejemplo. Preocupado por el gran volumen de dioses egipcios, se señala que los egipcios incluso tenían un dios del perfume, lo que implica que el perfume era de alguna manera demasiado trivial y no digno de patrocinio divino.

Esta actitud no solo desprecia a Nefertem, a quien la mitología muestra que no era un dios trivial sino a una figura de tremendas consecuencias espirituales y prácticas, sino que también demuestra cuán rígida y limitada se ha convertido la visión moderna de la fragancia.

El perfume, como su dios patrono, a menudo se considera ahora una mera trivialidad, en el mejor de los casos un ambientador o quizás un regalo caro y romántico, un artículo de lujo superfluo, un artículo asociado con las mujeres.

Para los antiguos egipcios, sin embargo, con su comprensión holística del universo, la fragancia y el perfume no solo eran hermosos, sino que también eran fuentes vastas de potencial espiritual y terapéutico.

Sí, los antiguos egipcios eran famosos perfumistas; según el cliché, Alejandría fue una vez el París de su época. Sí, los antiguos egipcios apreciaban la belleza de la fragancia, así como su potencial de comercialización, pero su visión de la fragancia también incorporaba aspectos espirituales y terapéuticos.

Por lo tanto, Nefertem no era simplemente un dios ornamental, sino también un dios de sanación y un dios intensamente involucrado en los rituales espirituales generales de la nación.

La historia de Nefertem está entrelazada con la de Re, la energía solar suprema, aunque eternamente vulnerable. De la manera fluida de la mitología egipcia, Nefertem es simultáneamente un aspecto de Re y, sin embargo, también su nieto. La llegada de Nefertem al paisaje mitológico coincide con los inicios del mundo. En este mito de creación particular (y la mitología egipcia posee varias versiones de los orígenes de la Tierra y los seres humanos), un espectacular loto espectacular emerge para flotar solo sobre las aguas primordiales de Nun.

El día de la creación, el loto se abre para revelar a un hermoso niño varón ubicado en el centro. Las lágrimas del bebé producen la humanidad. Este bebé, identificado con Nefertem, finalmente madura en Re.

El ciclo de nacimiento de Re, su maduración en el poder seguido de su inmersión nocturna en el oscuro mundo subterráneo para enfrentar los peligros del caos se repetía cada 24 horas. Cada nuevo amanecer anunciaba la reaparición de Re y la victoria del orden sobre el caos.

El ciclo de nacimiento de Re, su maduración en el poder seguido de su inmersión nocturna en el oscuro mundo subterráneo para enfrentar los peligros del caos se repetía cada 24 horas. Cada nuevo amanecer anunciaba la reaparición de Re y la victoria del orden sobre el caos.

Nefertem, por otro lado, se curó a través del poder de las flores. (Cuando Imhotep, el maestro médico fue deificado después de la muerte como un dios de la curación, él también sería instalado como hijo de Sekhmet y considerado como el hermano menor de Nefertem).

El tiempo ha sido más amable con los secretos y la sabiduría de Nefertem. Muchas de sus artes curativas y de reposición permanecen y aparentemente han resurgido con el renacimiento del siglo XX de la terapia de esencia floral y especialmente la aromaterapia.

Nefertem no es una deidad de la fertilidad agrícola; Se le asocia específicamente con las flores. Su flor especial, el loto, puede ser una rareza lujosa hoy, pero en el apogeo de Nefertem, floreció abundantemente.

El surgimiento del loto en medio de aguas fangosas lo ha convertido en un objeto de contemplación espiritual en muchas partes de la Tierra, sin embargo, tuvo un significado especial en Egipto, ya que su forma refleja la forma del Delta del Nilo.

Por lo tanto, la flor más identificada con el Dios del Perfume no era una flor tan rara e inusual que se reservara solo para el templo o el uso aristocrático; en cambio, era una flor disponible para todos, una fuente de belleza que trascendía las limitaciones económicas.

La presencia de Nefertem todavía está implícita en la Tierra, no tanto en la industria moderna del perfume, con su visión más estrecha de la fragancia y las fragancias florales a menudo se reproducen sintéticamente, preservando así el olor, pero perdiendo cualquier valor terapéutico.

La influencia moderna de Nefertem se puede sentir más poderosamente en la aromaterapia, el renacimiento moderno de las antiguas artes fragantes, en las que Egipto jugó un papel tan importante.

La aromaterapia utiliza extractos de plantas aromáticas conocidas como aceites esenciales para la belleza y el placer, para reponer nuestros espíritus, pero también para proporcionar curación espiritual, emocional y física.

Mientras que los aceites esenciales se derivan de una variedad de ingredientes botánicos que incluyen hierbas, frutas y árboles, algunos de los agentes curativos más profundos y hermosos se derivan de las flores.

Para completar el círculo de la historia, el Egipto moderno es uno de los proveedores más grandes del mundo de estas sustancias aromáticas.

Mitos sobre el Dios Nefertum

Nefertum y las Flores

Según una leyenda, él trajo un ramo de hermosos lotos al anciano Ra para aliviar su sufrimiento. Como resultado, fue descrito en los Textos de las Pirámides como “la flor de loto que está ante la nariz de Re”.

Nefertem estaba vinculado tanto al agradable aroma de la flor de loto como a sus propiedades médicas (que eran bien conocidas por los antiguos egipcios).

También estuvo asociado con varias de las flores favoritas de los egipcios, como la rosa, el geranio y el aciano. De hecho, podría ser descrito como el aromaterapeuta arquetípico.

Se pueden encontrar aceite de perfume de geranio en Kemet Design, así como incienso dedicado a Nefertum.

Nefertum y la Creación

Érase una vez, según la mitología egipcia, no había nada en absoluto. Una flor gigante flotó hasta la superficie del agua con la que se llenó el universo, y cuando se abrió, apareció un hermoso bebé.

De repente, el sol comenzó a salir, y comenzó la creación. Nefertem, que significa “hermoso y completo”, era lo que los antiguos egipcios llamaban a este bebé perfecto.

Cuando creció, se convirtió en Ra. Pero hasta entonces, Nefertem era el hermoso dios de todo lo bello y dulce, incluyendo la luz del sol, las flores, el incienso, el perfume y las medicinas curativas.

Nefertum – La Flor de Loto

Los antiguos egipcios creían que el olor del loto tenía un origen divino y se usaba en los rituales y ceremonias funerarias del templo y relacionadas con la adoración de los dioses y diosas.

La flor de loto también se usó en las representaciones de los difuntos al ingresar al inframundo y su renacimiento y la vida futura, como se ve en muchas imágenes en las numerosas versiones del Libro de los Muertos.

En muchas pinturas de tumbas se muestra al difunto oliendo flores de loto para ayudar a restaurar los sentidos.

El aceite del loto se utilizó durante el largo proceso de preparación del cuerpo para la momificación “para unir las extremidades, unir los huesos y ensamblar la carne”, y reducir el olor a carne en descomposición.

El dios Nefertum presidió este proceso, como el dios de los perfumes y ungüentos y, por lo tanto, estaba asociado con la muerte y el inframundo.

Nefertum y la Tríada de Memphis

El mito de la creación menfita fue ideado por los sacerdotes de Menfis y se centró en los dioses Ptah, su consorte Sekhmet y su hijo Nefertum. El mito de la creación menfita se desarrolló por razones políticas y financieras y para justificar el estatus de Memphis como la nueva capital de Egipto.

El dios principal de la Tríada de Memphis era Ptah, que estaba alineado con el océano primordial llamado Nun en el antiguo mito de la Creación de Helipolis y se decía que había dado vida a todos los dioses.

Nefertem se vinculó con el poderoso dios Atum cuando era un niño que emergió de la flor de loto de Nun al principio de los tiempos.

Los tres dioses se conocieron colectivamente como la tríada de Memphis que se centraba alrededor del culto del dios Ptah, la diosa leona Sekhmet y Nefertem.

La Tríada de Memphis era la contraparte del Bajo Egipto (norte) de la Tríada de Tebas (Amun, Mut y Khonsu) y sustituyó a los dioses y diosas de la Ennead de Heliópolis y la Ogdoad de Hermópolis.

Nefertum y el Perfume

El antiguo Egipto era el centro comercial y de fabricación de perfumes del mundo considerado maestros del arte de la fabricación de perfumes.

Al crear al dios Nefertum (el dios de la curación, el embellecimiento y los perfumes), los sacerdotes de Memphis se alinearon con el mercado de perfumes extremadamente lucrativo.

La química de la creación de aceites aromáticos fue una importante ciencia egipcia y los sacerdotes de Nefertum se involucraron en el desarrollo de perfumes y aromáticos.

Perfumes, cosméticos, ungüentos, ambientadores, medicamentos y lociones contenían aceite extraído de flores de loto.

Los sacerdotes de Nefertum procesaron las pomadas, los ungüentos y los aceites perfumados para uso ritual y médico en los laboratorios del templo.

Hijos del Dios Nefertum

No hay documentación de que el Dios Nefertum tuviese alguna descendencia.

Templos del Dios Nefertum

Nefertem no tenía culto ni templo formal, aunque fue adorado como parte de la tríada de Mennefer (Hikuptah, Memphis). Su devoción principal parece haber sido en forma de pequeños talismanes de loza portátiles:

Los antiguos egipcios a menudo llevaban pequeñas estatuillas de él como amuletos de buena suerte.

Hechos sobre Nefertum en la Mitología Egipcia

Como hijo de Sekhmet, Nefertem también tenía un aspecto bélico y podía ser representado como un león.

Su nombre significa “Atum joven” (el sol en su juventud, el sol naciente)

Los antiguos egipcios a menudo llevaban pequeñas estatuillas de Nefertum como amuletos de buena suerte.

Una versión del Libro de los Muertos incluye el hechizo “Levántate como Nefertem del lirio azul del agua, a las fosas nasales de Ra, y aparece en el horizonte cada día”.

Nefertem también estaba estrechamente asociado con Horus, el hijo de Ra, y las dos deidades se fusionaron finalmente.

Nefertem se representa a veces con una espada de hoz khopesh en referencia a su epíteto “Protector de las dos tierras”.

Nefertum fue adorado en sus centros de culto principales en Buto y Memphis. En Buto, en la región del delta del Nilo, se decía que era hijo de la diosa cobra, Wadjet.

En Bubastis, se decía que la madre de Nefertem era la diosa del gato Bastet.

Nefertum fue representado ocasionalmente como un niño pequeño agazapado sobre una flor de loto.

Las momias fueron ungidas con perfume para otorgarles vida y hacerlas aceptables para los dioses.

Haz Click en una de las Imágenes y tendrás Información sobre la Astrología y sus Signos Zodiacales

Haz Click en una de las Imágenes y Descubre la Historia Resumida de los Grandes Imperios de la Antiguedad

Tambien Encuentra Información sobre los Elementos Asociados a sus Mitológicas Vidas, haciendo Click en Alguna de las Siguientes Imágenes

Busca Becas de Estudio Hasta de un 100% en los Diferentes Países del Mundo

Encuentra Información Sobre los Países Más Visitados con Fines de Formación Educativa

Para nosotros es muy importante acompañarte en las decisiones que tengan que ver con tu desarrollo emocional, personal y profesional. Es por ello que te presentamos la oportunidad de entrar a un mundo de opciones que te permitirán emprender el camino de una vida llena de propósitos desde la serenidad de logros disfrutados y alcanzados. Haz Click en Alguna de las Siguientes Imágenes:

Imágenes, Fotos o Dibujos del Dios Nefertum

Visita Nuestra Página Especializada en el Desarrollo Humano

Resumen
DIOS NEFERTUM
Título
DIOS NEFERTUM
Descripción
El Dios Nefertum. Dios del Perfume y Aromas Dulces. Señor de la Salida del Sol. Los Mitos y Atributos que lo Acompañan. Sus Símbolos y Poderes
Autor