Saltar al contenido
ESTUDIOS Y DESARROLLO

ATÓN: Significado e Historia de Este Dios Egipcio

Significado del Dios Atón

Atón es algunas veces interpretado como Atem, Atum o Tem, es una deidad importante en la mitología egipcia. También conocido como el gran he-she.

El nombre de Atón se supone que se deriva del verbo tm que tiene como significado completar o terminar. Por ende, se le ha interpretado como el “completo” y también el que finaliza el mundo, al que vuelve al caos acuoso al final del ciclo creativo. Atón fue el primer dios adorado en la ciudad de Heliópolis, una ciudad y centro religioso cerca del actual Cairo en el Bajo Egipto, durante el Antiguo Reino de Egipto.

Se lo consideraba no solo el padre de los dioses, sino también el padre de los faraones. En el festival de Año Nuevo de cada año, que vio al faraón reafirmado como el gobernante, Atón jugó un papel importante. En el Nuevo Reino, Atón incluso fue representado coronando al faraón.

¿ Quién es el Dios Atón ?

El dios Atón es una deidad egipcia vista como el Rey de los dioses y creador de todo lo existente.

En el antiguo Egipto se le consideraba el padre de todos. El dios Aton era visto como el primer dios, ya que él se creó a sí mismo. Los antiguos egipcios creían que todos los dioses fueron creados por Atón.

Atón era una deidad solar, asociada con el dios del sol primario Ra. Fue uno de los primeros dioses de la mitología egipcia, asociado con la creación y la Enéada (nueve deidades) de Heliópolis.

Él ocupa un lugar destacado en las inscripciones religiosas del antiguo Egipto conocidas como los Textos de las Pirámides que fueron tallados en las paredes de las pirámides durante el período del Antiguo Reino.

Se pensó que Atón representaba tanto el origen auto engendrado del cosmos como el sol poniente. Mitológicamente, fue reconocido como el “padre y madre de los dioses” de los Ennead (Shu, Tefnut, Geb y Nut), que creó a través de un acto de auto-gratificación.

Originalmente una deidad local de Heliópolis, aunque finalmente fue desplazado por otras deidades solares / creadoras (incluidos Ra y Amun), siguió siendo una parte importante del cuerpo mítico egipcio (en general) y del culto real (en específico).

En la creación emergió para engendrarse a sí mismo ya los dioses. Se identificó con el sol poniente y se mostró como una figura envejecida que tuvo que ser regenerada durante la noche, para aparecer como Khepri al amanecer y como Re en el cenit del sol.

Un tema religioso innovador, abordado por primera vez en el contexto egipcio por este pasaje, es la idea de que la sustancia real del creador (en este caso, su alma o ka) es transmitida y poseída por su creación.

Tal noción monista / panentreísta, que logró fructificar bajo Akhenaton, ya estaba implícita por la conexión etimológica entre el nombre de Atón y la noción de “finalización” (descrita anteriormente). [dieciséis]

Dada la relación del dios con la continuidad y la terminación, tal vez no sea sorprendente que él solo pudiera lograr generar el cosmos, ya que se entendía que trascendía las especificidades del género y la sexualidad.

A pesar de esto, la mano de Atón, con la que realizó su acto creativo, llegó a ser vista como una encarnación del componente femenino del principio creativo.

Sin embargo, la naturaleza creativa de Atón tiene dos lados, porque Atón puede ser visto como el que completa todo y termina todo.

En este sentido, él es tanto el creador como el no creador. Así, en el Libro de los Muertos, Atón declara que al final del mundo destruirá todo lo que ha hecho y volverá a la forma de la serpiente primigenia (BD 175).

Símbolos del Dios Atón

Pschent: Es una doble corona que combina la corona blanca utilizada en el Alto Egipto y la corona roja utilizada en el Bajo Egipto. Esto combinó simbólicamente todo Egipto en una nación gobernada por Atón.

El Pschent es la famosa doble corona de Egipto que simboliza la unificación del país. Es la combinación de la corona cónica blanca conocida como Hedjet del Alto Egipto y la corona roja con una probóscide de abeja al final conocida como Deshret del Bajo Egipto.

Para los antiguos egipcios, era conocido como el sekhmeti que se traduce en “Los Dos Poderosos”. Representa el poder del faraón sobre todo Egipto como un país único y unido.

El pschent era legendario por llevar dos emblemas de animales: la cobra egipcia o el uraeus en una forma lista para atacar representativa de la diosa patrona del Bajo Egipto, Wadjet y el buitre egipcio que simbolizaba a Nekhbet, la diosa tutelar del Alto Egipto.

Estos símbolos generalmente se colocaban delante de la corona y se conocían singularmente como el nebty de las dos diosas. Más tarde, el buitre fue reemplazado con otra cobra.

El pschent ha sido atribuido a su creador, el faraón de la Primera Dinastía llamado Menes. Sin embargo, el primer faraón que lo usó como regalía real fue otro faraón de la Primera Dinastía llamado Djet, como lo demuestra una inscripción de roca con su Horus.

Esta corona también está asociada con deidades como Horus y Atón debido a su especial asociación y relación con el faraón gobernante.

Sin embargo, al igual que sus predecesores, Hedjet y Deshret, no se han excavado evidencias físicas de Pschent, probablemente porque también estaba hecha de material orgánico como cañas, caucho o tela.

Esto ha hecho que la presencia del pschent se encuentre principalmente en los cuentos, inscripciones, estatuas y representaciones antiguas.

Baston: En este caso, Indicativo de su vejez como el dios creador

También fue asociado con un escarabajo, lo que significa la renovación. Hay una estatua de escarabajo dedicada a él en el Templo de Karnak, cerca de Tebas, que fue construida para honrar a los dioses.

El escarabajo: es una especie particular de escarabajo conocido como escarabajo pelotero (Scarabeus sacer) que a menudo da su apariencia en varios amuletos y formas de arte egipcios. El escarabajo es un símbolo muy usado que puede compararse a la cruz en los cristianos.

Representa los conceptos de autogeneración, renacimiento, renovación y resurrección después de la extraña práctica de los escarabajos peloteros.

Tiene una variedad de usos que incluyen material de grabación para eventos importantes e inscripciones de oraciones colocadas en las momias para proteger a los muertos del mal. También puede ser utilizado como sellos de sellos por los funcionarios.

Los escarabajos pueden estar hechos de una variedad de materiales que incluyen cornalina, esteatita, lapislázuli, basalto, fayenza, piedra caliza, esquisto, turquesa, marfil, resina, turquesa, amatista y bronce.

Otros símbolos asociados al dios Atón eran: Udjat, Bennu (fénix), loto / azul lirio de agua, obeliscos y pirámides.

Atributos del Dios Atón

En los libros funerarios inscritos en las paredes de las tumbas reales del Nuevo Reino en el Valle de los Reyes, se muestra a Atón como una figura anciana con cabeza de carnero que supervisa el castigo de los malhechores y enemigos del dios sol.

En las obras de arte religiosas, Atón se representaba con mayor frecuencia como un rey entronizado, con la doble corona que representaba el gobierno del Alto y Bajo Egipto.

Cuando se lo caracterizaba como el sol poniente, a menudo se lo representaba de manera similar, excepto como un hombre anciano de barba blanca.

Cuando se concibió como un animal, Atón tomó la forma de una serpiente o anguila (se cree que son entidades primordiales).

También tomo la forma de un gato o una mangosta (que se aprovechan de las serpientes (aquí entendidas como fuerzas del caos)) o un escarabajo (un animal que se entiende que posee la capacidad del dios para autogenerarse).

Con menos frecuencia, aunque en ocasiones, se le representa como un simio y lleva un arco.

Poderes del Dios Atón

El dios Atón simbolizaba al hermoso y radiante disco solar del firmamento, sinónimo de la fuerza vital que brinda aliento a todos los habitantes de la tierra, siendo un símbolo clave de la mitología egipcia.

Atón era el dios de la generosidad infinita, que daba vida a la justicia y la armonía universal, beneficiando así todos los hombres por igual.

Los egipcios afirmaban que el dios Atón poseía poder sobre el viento y la lluvia, así como también tenía dominio sobre vida, muerte y reencarnacion.

Atón domina el infierno y las fuerzas hostiles como las serpientes Apophis y Nehebu-Kau. En los textos funerarios no reales, Atón también proporciona protección para los fallecidos de los peligros del inframundo.

Historia del Dios Atón

En los primeros textos antiguos se dice que el dios sol Atón ascendió del caos: las aguas con la apariencia de una serpiente, el animal que se renueva cada mañana.

En otros, fue producido por cuatro ranas y cuatro serpientes, simbolizando el caos de los tiempos más antiguos. caos gran desorden o confusión

En otras historias se sostienen que Atón, el dios del brillo, apareció por primera vez como un huevo brillante que flotaba sobre las aguas. “Soy Khepera al amanecer, Ra al mediodía y Tum, Atón, en el evento”, proclamó el nuevo dios.

En una versión anterior de la cosmogonía Enneadic, Atón era visto como el ser vivo primordial y solitario, habiendo surgido por su propia fuerza de las caóticas aguas de Nun.

Una vez que emergió al montículo primordial (benben), se encargó de crear el cosmos (personalizado como Shu (aire) y Tefnut (humedad), y sus hijos Geb (tierra) y Nut (cielo)).

Para lograr esta hazaña, la deidad monódica procedió a perder sus fluidos vitales (ya sea saliva, moco o semen) sobre la tierra que espera, de la cual surgió la segunda generación de divinidades.

Este proceso de creación “fisiológico” continúa para generaciones posteriores de seres, ya que se entiende que los humanos se formaron de las lágrimas de Atón.

Dos versiones anteriores de esta cuenta de creación se encuentran en los Textos de la pirámide. En la primera, el fenómeno de la génesis se produce a través de la masturbación; En el segundo, pasa por la expectoración.

Originalmente fue asociado con la tierra, Atón gradualmente se identificó con el sol (especialmente en su papel místico como fuerza creativa). En entendimientos posteriores, más matizados, se vio que el dios representaba el nexo entre la tierra y el sol, al personificar el disco solar en el proceso de levantarse y asentarse.

La separación de estos dos casos condujo a una división proporcional de Atón, con el sol naciente llegando a ser visto como una versión juvenil del dios (llamada Nefertum (que significa literalmente Atón joven o Khepri), y el sol poniente se convierte en una versión antigua del dios.

En años posteriores, el panteón Enneadic llegó a incluir a Ra, la cual es una deidad explícitamente solar, que se fusionó con Atón en una forma compuesta (Atón-Ra).

Sin embargo, la especificidad de la caracterización de Atón (como el sol poniente), cuando se contrasta con la poderosa visión de Ra como el poderoso orbe de mediodía, significaba que Atón finalmente fue subsumido por su contraparte vigorosa.

Sin embargo, el sol continuó siendo descrito como el Ojo de Ra y el Ojo de Atón, con el primero refiriéndose a su aspecto feroz y peligroso y el último a su forma suave y engendrada.

Como se sugirió anteriormente, Atón también se asoció con la tierra y el inframundo, probablemente debido a su papel en la creación del cosmos. En este aspecto, a menudo se lo representaba como una serpiente o anguila primordial.

Como un dios primordial, Atón también jugó un papel importante en la legitimación de la monarquía egipcia, especialmente a través de la caracterización posterior de su creación.

En el Libro de los Muertos, se dice que “en su primera aparición comenzó a gobernar lo que había hecho”, lo que implica que “todo el universo era una monarquía, y que el rey del mundo había sido el primer rey de Egipto “.  

De esta manera, se vio que los faraones continuaban siendo un paradigma cósmico escrito por primera vez en el evento de creación primordial. En términos más generales, Atón es señalado “como el ‘padre y madre’ de los dioses, Atón fue el último antepasado divino y real”.

De manera similar, los Textos de las Pirámides también colocan explícitamente a Atón en un papel legitimador con respecto al liderazgo temporal, debido tanto a su papel en la creación como a su lugar de honor en la vida después de la muerte.

Mitos del Dios Atón

Atón y Creación

Si bien la cosmogonía con el Ennead es común, también hay una historia de creación alternativa donde Atón tiene un consorte.

Este consorte, Iusaaset, actuó como la mano de Atón y, según la tradición, los dos dieron a luz a Shu y Tefnut. Iusaaset, entonces, era considerada la madre de las deidades, mientras que Atón era el padre.

Su nombre literalmente significa “la gran que viene”, que supuestamente era dueña del árbol de la vida.

Por otra parte, para los sacerdotes de Heliópolis, Atón fue el primer ser en emerger de las aguas de Nun en el momento de la creación. Originalmente, él era una serpiente en Nun y volverá a esa forma al final de los tiempos.

En el mito de la creación heliopolitana establecido en la sexta dinastía, se lo consideraba el primer dios, habiéndose creado él mismo, sentado en un montículo (benben) (o identificado con el montículo mismo), de las aguas primordiales (Nu).

Los mitos iniciales afirman que Atón creó al dios Shu y a la diosa Tefnut después de escupir o de su semen mediante la masturbación en la ciudad de Annu (el nombre egipcio de Heliópolis), una creencia fuertemente asociada con la naturaleza de Atón como hermafrodita (su nombre significa integridad).

Hijos del Dios Atón

Atón creó al dios Shu y a la diosa Tefnut escupiéndolos de su boca

Shu, en la religión egipcia, dios del aire y partidario del cielo, creado por Atón por su propio poder, sin la ayuda de una mujer. Shu y su hermana y compañera, Tefnut (diosa de la humedad), fue la primera pareja del grupo de nueve dioses llamada Ennead of Heliópolis.

Templos de Dios Atón

El culto de Atón se centró en la ciudad de Heliópolis.

El único remanente que queda de Heliópolis es el obelisco del Templo de Ra-Atón ubicado en Al-Masalla de Al-Matariyyah, El Cairo.

Fue erigido por Senusret I de la duodécima dinastía, y aún permanece en su posición original. El obelisco de granito rojo de 68 pies (20.73 m) de alto pesa 120 toneladas (240,000 libras).

Templo de Re-Atón – Al- Masalla de Al-Matariyyah

Está ubicado en Al-Masalla de Al-Matariyyah, El Cairo, centro de la antigua Heliópolis. Fue construido por Senusret I de la duodécima dinastía, y aún permanece en su posición original.

Posee un obelisco de piedra granito que pesa alrededor de 120 toneladas y tiene poco más de 20 metros de altura.

Templo de Atón – Amarna

Este templo está situado en la ciudad egipcia de Tell El Amarna, antigua ciudad de Ajetatón

Este templo se iba a convertir en el principal de esta deidad, situándolo en la capital de su imperio, Amarna, y donde el propio faraón se hizo enterrar.

Este templo dedicado al dios Atón ocupaba una superficie de 229 m de ancho por 730 m de longitud y estaba orientado en sentido este-oeste.

Al contrario de otros templos egipcios, este no estaba cubierto por un techo, debido a la propia naturaleza del dios Atón, que se manifestaba a través de los rayos del sol.

El estudio de los restos arqueológicos que han llegado hasta nuestros días nos permite asegurar que se trataba de un conjunto formado por seis espacios sucesivos.

En cada uno de ellos había mesas para ofrendas, ya que se quería que todo el mundo pudiera hacerlas, e incluso las había en el exterior del templo, en todo su alrededor.

Y las dos últimas estancias eran el santuario del templo propiamente dicho. Aquí es donde oficiaba el faraón, que además del gobernante del reino era el Sumo Sacerdote de su pueblo.

Gempaatón

Por estar dedicado a Atón, dios solar, no tenía techo y sus mesas de ofrendas estaban expuestas a la luz directa del sol. El patio estaba columnado por pilares cuadrados en los que descansaban, alternando, estatuas colosales de arenisca del rey y la reina Nefertiti

Hut benben

También llamado “La Mansión de la piedra Benben”, Este templo estaba estrechamente relacionado con el templo de Gempaatón. Ra. Fue el último en construirse y en sus paredes aparece Nefertiti oficiando el culto a Atón.

El Teni-menu o Teni Menu.

Este templo podría albergar también las habitaciones y zonas de almacenamiento, también se cree que pudo haber sido residencia real, aunque con lo poco que ha quedado de su estructura, es difícil vaticinar su utilización.

En este templo se pueden observar escenas residenciales y administrativas y también escenas del Jubileo solar de la primera fiesta Heb Sed de Amenhotep IV y Ajenatón.

Haz Click en una de las Imágenes y tendrás Información sobre la Astrología y sus Signos Zodiacales

Haz Click en una de las Imágenes y Descubre la Historia Resumida de los Grandes Imperios de la Antiguedad

Tambien Encuentra Información sobre los Elementos Asociados a sus Mitológicas Vidas, haciendo Click en Alguna de las Siguientes Imágenes

Busca Becas de Estudio Hasta de un 100% en los Diferentes Países del Mundo

Encuentra Información Sobre los Países Más Visitados con Fines de Formación Educativa

Para nosotros es muy importante acompañarte en las decisiones que tengan que ver con tu desarrollo emocional, personal y profesional. Es por ello que te presentamos la oportunidad de entrar a un mundo de opciones que te permitirán emprender el camino de una vida llena de propósitos desde la serenidad de logros disfrutados y alcanzados. Haz Click en Alguna de las Siguientes Imágenes:

Imágenes del Dios Atón

Visita Nuestra Página Especializada en el Desarrollo Humano

Resumen
ATÓN
Título
ATÓN
Descripción
El Dios Atón: Gran He-She Monoteista del Sol. Los Mitos y Atributos que lo Acompañan. Sus Símbolos, Poderes, Hijos y Templo.
Autor