Saltar al contenido
ESTUDIOS Y DESARROLLO

ATAQUE DE PÁNICO

¿ Qué es un Ataque de Pánico ?

Son repentinos sentimientos de terror que golpean sin previo aviso. Estos episodios pueden ocurrir en cualquier momento, incluso durante el sueño. Las personas que experimentan un ataque de pánico pueden creer que están sufriendo un ataque cardíaco o se están muriendo o enloqueciendo.

El miedo y el terror que una persona experimenta durante un ataque de pánico no está en proporción con la situación real y puede no estar relacionado con lo que está sucediendo a su alrededor.

Encuentra en las Siguientes Imágenes las Terapias que te Acompañarán en el Camino Hacia la Paz y la Serenidad

Psicólogos, Terapeutas, Coaches y Acompañantes de los Procesos Terapeuticos

En las Siguientes Imágenes te Presentamos Información Muy Relevante  para los Temas de Cómo Llevar una Vida Llena de Alegrías, Relaciones Felices y Propósitos Cumplidos

¿ Por qué Dan Ataques de Pánico ?

Un ataque de pánico puede ocurrir una sola vez, aunque muchas personas experimentan episodios repetidos. Los ataques de pánico recurrentes a menudo son provocados por una situación específica, como cruzar un puente o hablar en público, especialmente si esa situación ha causado un ataque de pánico anteriormente. Por lo general, la situación que provoca pánico es aquella en la que te sientes en peligro y no puedes escapar, lo que desencadena la respuesta de lucha o huida del cuerpo.

¿ Qué Hacer ante un Ataque de Pánico ?

  • Mantener la calma
  • Inhala tan lenta, profunda y suavemente como puedas, a través de tu nariz.
  • Exhale lentamente, profunda y suavemente a través de su boca.
  • A algunas personas les resulta útil contar constantemente de 1 a 5 en cada inhalación y cada exhalación.
  • Cierra los ojos y concéntrate en tu respiración.

Cura para los Ataques de Pánico

Su médico combinará la opinión del consejero con sus propias observaciones para diagnosticar lo que está mal. Cuando alguien tiene ataques repetidos, los médicos llaman a la condición trastorno de pánico.

El tratamiento puede comenzar con una ” terapia de conversación”. Se sentará con un consejero que puede ayudarlo a comprender qué es el trastorno de pánico. Es él y cómo puede controlarlo.

A medida que su tratamiento continúa, la terapia debería ayudarlo a determinar las situaciones, pensamientos o sentimientos que causan sus ataques. Una vez que entiendes lo que está sucediendo, esos disparadores tienen menos poder para causar problemas.

La asesoría también debe mostrarle que los efectos físicos de los ataques no le hacen daño. Con su terapeuta, podrá superar sus síntomas de manera segura y gradual hasta que parezcan menos atemorizantes. Eso también puede ayudar a que los ataques desaparezcan.

También aprenderá técnicas de relajación que pueden ayudarlo a manejar los ataques cuando ocurren. Si puede controlar su respiración, por ejemplo, eso puede hacer que un ataque de pánico sea menos severo. También podría hacer que el siguiente sea menos probable. Tienes que practicar estas habilidades regularmente en tu vida diaria para obtener el beneficio.

Medicación

Su médico puede decidir que los medicamentos deben ser parte de su terapia para disminuir los síntomas físicos de sus ataques.

Además de su tratamiento, también puede encontrar que estos hábitos cotidianos hacen una diferencia:

  • El yoga o la respiración profunda pueden relajar su cuerpo y disminuir el estrés.
  • El ejercicio puede ayudar a calmar la mente y contrarrestar los posibles efectos secundarios de los medicamentos, como el aumento de peso.
  • Manténgase alejado de las bebidas alcohólicas, la cafeína, el tabaco y las drogas recreativas, que pueden desencadenar ataques.
  • Duerme lo suficiente, para que no te sientas cansado durante el día.

Tipos de Ataques de Pánico

Trastorno de pánico (caracterizado por ansiedad o ataques de pánico)

El miedo y la preocupación son las dos características principales del trastorno de pánico. Incluso con la ausencia de un peligro real, los individuos afectados experimentan reacciones físicas, como náuseas, respiración pesada y temblores, como si algún tipo de amenaza fuera inminente. Estas personas también sufren la preocupación constante de cuándo ocurrirá el próximo ataque de pánico.

Trastorno de ansiedad generalizada (TAG)

Cuando te molestan las cosas malas, pero las posibilidades de que ocurran realmente son muy escasas, es posible que tengas un trastorno de ansiedad generalizado. Bajo tales condiciones, también puede simplemente sentirse preocupado todo el tiempo sin ninguna justificación. Estas ansiedades son tan anormales que se convierten en un impedimento para sus rutinas diarias y su capacidad para relajarse.

Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC)

Otro ejemplo de trastorno de pánico o ansiedad es el trastorno obsesivo-compulsivo. Las características incluyen comportamientos no deseados y pensamientos que abruman a tu autocontrol. Por ejemplo, su mente no puede evitar preocuparse si ha apagado la plancha o la estufa antes de salir de la casa. También puede sentir la compulsión de repetir excesivamente ciertas rutinas como el simple lavado de manos.

Fobias

El temor a objetos, actividades y escenarios específicos en un grado exagerado son las fobias. Tu miedo tiende a ser desproporcionado, incluso si las cosas que temes no representan ningún peligro. Los ejemplos más comunes son el miedo a las alturas, a volar, a los insectos ya las serpientes. Las personas con fobias a menudo evitan desesperadamente las cosas que los asustan, ya que la confrontación de las cosas a menudo empeora su condición.

Desorden de ansiedad social

También llamada fobia social, el trastorno de ansiedad social se caracteriza por el miedo extremo de obtener una mala reputación. Esta condición tiende a hacer que las personas sean muy tímidas y hace que se mantengan alejadas de las interacciones sociales por temor a avergonzarse en público. El miedo escénico es un excelente ejemplo de fobia social.

Trastorno por estrés postraumático (TEPT)

Los eventos traumáticos, como las experiencias cercanas a la muerte o la participación en una guerra, pueden hacer que las personas se sientan tristes, asustadas y alejadas de otras personas. Con el trastorno de estrés postraumático, estos efectos negativos persisten durante largos períodos de tiempo y conducen a la hipervigilancia y la incapacidad de vivir normalmente.

Ataques de Pánico Nocturnos

Los síntomas de ataque de pánico por lo general se afianzan cuando uno está despierto, sin embargo, es posible que se produzcan ataques de pánico mientras usted está dormido. Conocidos como ataques de pánicos nocturnos, estos ataques pueden contribuir potencialmente a los trastornos del sueño y hacer que se sienta cansado a lo largo del día.

Todos los ataques de pánico pueden percibirse como una experiencia aterradora, pero pueden ser incluso más aterradores si te sobresaltan. Por ejemplo, puede despertarse debido a sensaciones físicas incómodas, como temblores, ritmo cardíaco acelerado y dolor en el pecho. Puede sentirse confundido en cuanto a si está soñando o no, sintiendo una sensación de distancia con respecto a usted y su sentido de la realidad.

Medicamentos para los Ataques de Pánico

Un antidepresivo, que generalmente es la primera opción para prevenir futuros ataques de pánico.

Un medicamento recetado contra la ansiedad, como una benzodiacepina. Para las personas con trastornos por uso de sustancias, los médicos pueden prescribir otros medicamentos.

Medicamentos para nivelar un latido irregular, si tiene uno.

Es posible que usted y su médico tengan que probar más de un medicamento antes de encontrar lo que funciona mejor. Algunas personas se desempeñan mejor con más de un tipo.

Causas Psicológicas de los Ataques de Pánico

Aunque las causas exactas de los ataques de pánico y el trastorno de pánico no están claras, la tendencia a tener ataques de pánico se da en las familias. También parece haber una conexión con las principales transiciones de la vida, como graduarse de la universidad y entrar al lugar de trabajo, casarse o tener un bebé. El estrés severo, como la muerte de un ser querido, el divorcio o la pérdida de empleo también puede desencadenar ataques de pánico.

Los ataques de pánico también pueden ser causados ​​por condiciones médicas y otras causas físicas. Si sufre de síntomas de pánico, es importante que consulte a un médico para descartar las siguientes posibilidades:

  1. Prolapso de la válvula mitral, un problema cardíaco menor que ocurre cuando una de las válvulas del corazón no se cierra correctamente
  2. Hipertiroidismo (glándula tiroides hiperactiva)
  3. Hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en la sangre)
  4. Uso de estimulantes (anfetaminas, cocaína, cafeína)
  5. Retiro de medicamentos

Ataques de Pánico en Niños

El trastorno de pánico es un trastorno común y tratable. Los niños y adolescentes con trastorno de pánico tienen períodos inesperados y repetidos de miedo intenso o incomodidad, junto con otros síntomas como latidos acelerados o falta de aire. Estos períodos se denominan “ataques de pánico” y duran de minutos a horas. Los ataques de pánico frecuentemente se desarrollan sin previo aviso.

Si no se reconoce y trata, el trastorno de pánico y sus complicaciones pueden ser devastadores. Los ataques de pánico pueden interferir con las relaciones, el trabajo escolar y el desarrollo normal de un niño o adolescente. Los ataques pueden provocar no solo ansiedad severa, sino que también pueden afectar otras partes del estado de ánimo o funcionamiento de un niño.

Los niños y adolescentes con trastorno de pánico pueden comenzar a sentirse ansiosos la mayor parte del tiempo, incluso cuando no están sufriendo ataques de pánico. Algunos comienzan a evitar situaciones en las que temen que ocurra un ataque de pánico, o situaciones en las que es posible que no haya ayuda disponible. Por ejemplo, un niño puede ser reacio a ir a la escuela o ser separado de sus padres. En casos severos, el niño o adolescente puede tener miedo de salir de casa. Al igual que con otros trastornos de ansiedad, este patrón de evitar ciertos lugares o situaciones se denomina “agorafobia”.

El trastorno de pánico en los niños puede ser difícil de diagnosticar. Esto puede llevar a muchas visitas a los médicos y a múltiples pruebas médicas que son costosas y potencialmente dolorosas. Cuando se evalúa y diagnostica adecuadamente, el trastorno de pánico generalmente responde bien al tratamiento. Los niños y adolescentes con síntomas de ataques de pánico deben primero ser evaluados por su médico de cabecera o pediatra. Si no se encuentra ninguna otra enfermedad o afección física como causa de los síntomas, se debe obtener una evaluación exhaustiva por parte de un psiquiatra infantil y adolescente.

Para nosotros es muy importante acompañarte en las decisiones que tengan que ver con tu desarrollo emocional, personal y profesional. Es por ello que te presentamos la oportunidad de entrar a un mundo de opciones que te permitirán emprender el camino de una vida llena de propósitos desde la serenidad de logros disfrutados y alcanzados. Haz Click en Alguna de las Siguientes Imágenes:

Busca Becas de Estudio Hasta de un 100% en los Diferentes Países del Mundo

Encuentra Información Sobre los Países Más Visitados con Fines de Formación Educativa 

Imagen de Ataque de Pánico

Visita Nuestra Página Especializada en el Desarrollo Humano

Resumen
ATAQUE DE PÁNICO
Título
ATAQUE DE PÁNICO
Descripción
Ataque de Pánico: Qué Son y Por Qué Ocurren. Los Medicamentos que se Utilizan. Los de Tipo Nocturno y los que Sufren los Niños.