Saltar al contenido
ESTUDIOS Y DESARROLLO

LAS FOBIAS

Tipos de Fobias

El término ‘fobia’ se usa a menudo para referirse al temor de un desencadenante particular. Sin embargo, hay tres tipos de fobia reconocidos por la Asociación Americana de Psiquiatría (APA). Éstos incluyen:

Fobia específica: este es un miedo intenso e irracional a un desencadenante específico. Fobia social, o ansiedad social: este es un miedo profundo a la humillación pública y a ser seleccionado o juzgado por otros en una situación social. La idea de grandes reuniones sociales es aterradora para alguien con ansiedad social. No es lo mismo que la timidez.  La agorafobia: este es un temor a situaciones de las que sería difícil escapar si una persona experimentara un pánico extremo, como estar en un ascensor o estar fuera de la casa. 

Por lo general, se lo malinterpreta como un temor a los espacios abiertos, pero también podría aplicarse a estar confinado en un espacio pequeño, como un ascensor, o estar en transporte público. Las personas con agorafobia tienen un mayor riesgo de trastorno de pánico.

Encuentra en las Siguientes Imágenes las Terapias que te Acompañarán en el Camino Hacia la Paz y la Serenidad

Psicólogos, Terapeutas, Coaches y Acompañantes de los Procesos Terapeuticos

En las Siguientes Imágenes te Presentamos Información Muy Relevante  para los Temas de Cómo Llevar una Vida Llena de Alegrías, Relaciones Felices y Propósitos Cumplidos

Síntomas de las Fobias

Una persona con fobia experimentará los siguientes síntomas. Son comunes en la mayoría de las fobias:

  • Una sensación de ansiedad incontrolable cuando se expone a la fuente del miedo.
  • La sensación de que la fuente de ese miedo debe evitarse a toda costa
  • No poder funcionar correctamente cuando está expuesto al gatillo.
  • Reconocimiento de que el miedo es irracional, irrazonable y exagerado, combinado con una incapacidad para controlar los sentimientos.

Es probable que una persona experimente sentimientos de pánico y ansiedad intensa cuando se expone al objeto de su fobia. Los efectos físicos de estas sensaciones pueden incluir:

  • transpiración
  • respiración anormal
  • latido acelerado
  • temblor
  • sofocos o escalofríos
  • confusión y desorientación
  • náusea
  • mareo
  • dolor de cabeza

Fobias Comunes

Las fobias específicas más comunes incluyen:

  • Claustrofobia: Miedo a estar en espacios estrechos y confinados.
  • Aerofobia: Miedo a volar.
  • Aracnofobia: Miedo a las arañas
  • Conducir la fobia: el miedo a conducir un coche
  • Emetofobia: Miedo a vomitar.
  • Eritrofobia: Miedo a sonrojarse
  • Hipocondría: Miedo a enfermarse.
  • Zoofobia: El miedo a los animales.
  • Acuafobia: Miedo al agua.
  • Acrofobia: Miedo a las alturas.
  • Fobia a la sangre, las lesiones y las inyecciones (BII): miedo a las lesiones relacionadas con la sangre
  • Escalafobia: el miedo a las escaleras mecánicas

Fobias Sociales

El trastorno de ansiedad social, también llamado fobia social, es un miedo duradero y abrumador a las situaciones sociales.

Es un problema común que generalmente comienza durante la adolescencia. Para algunas personas mejora a medida que envejecen, aunque para muchas no desaparece por sí sola.

Puede ser muy angustiante y tener un gran impacto en tu vida, pero hay formas de ayudarte a lidiar con eso.

La ansiedad social es más que timidez. Es un miedo intenso que no desaparece y afecta las actividades cotidianas, la confianza en sí mismo, las relaciones y el trabajo o la vida escolar.

Muchas personas a veces se preocupan por las situaciones sociales, pero alguien con ansiedad social se siente demasiado preocupado antes, durante y después de ellas.

Fobias a las Alturas

La acrofobia se define como un miedo a las alturas. A diferencia de una fobia específica, como la aerofobia, que es el miedo a volar, la acrofobia puede causarle temor a una variedad de cosas relacionadas con estar lejos del suelo.

Dependiendo de la severidad de la fobia, puedes temer estar en un piso alto de un edificio tanto como simplemente subir una escalera.

Fobia a la Sangre

El término para el miedo irracional de la sangre es hemofobia. Se incluye en la categoría de “fobia específica” con el especificador de fobia por lesión por inyección de sangre (BII) en la nueva edición del Manual de diagnóstico y estadístico de trastornos mentales (DSM-5).

Si bien algunas personas pueden sentirse incómodas con la sangre de vez en cuando, la hemofobia es un miedo extremo a ver la sangre, a realizarse pruebas o inyecciones donde pueda haber sangre involucrada.

Esta fobia puede tener un impacto grave en su vida, especialmente si se salta de las citas médicas importantes como resultado.

Fobia a las Serpientes

Ofidiofobia u opiofobia es el miedo a las serpientes. Algunos investigadores creen que las fobias relacionadas con reptiles (y específicamente con serpientes) pueden ser evolutivas, desarrolladas por nuestros ancestros como un mecanismo de supervivencia.

Sus síntomas pueden incluir, entre otros, agitar, llorar o huir de las serpientes. Puede experimentar palpitaciones del corazón o dificultad para respirar. Puede resultarle difícil o incluso imposible permanecer en la misma habitación que una serpiente.

Fobia a las Agujas

La tripanofobia, o el miedo a las agujas, afecta a aproximadamente el 10 por ciento de los estadounidenses, sin embargo, no se reconoció como una fobia específica en el Manual de Diagnóstico y Estadística (DSM), hasta el 1994 edición (DSM-IV). Este trastorno generalmente se conoce como “fobia a las agujas” por el público en general, pero es específico de las agujas médicas.

Si tiene tripanofobia, puede tener miedo de recibir atención médica, especialmente inyecciones. Cuando se le requiere someterse a un procedimiento médico, es probable que experimente presión arterial alta y una frecuencia cardíaca elevada en las horas y días previos a su procedimiento. Sin embargo, en el momento del evento, su presión arterial puede disminuir rápidamente. Incluso puede desmayarse.

Fobia a la Oscuridad

Nictofobia es un miedo extremo a la noche o la oscuridad que puede causar síntomas intensos de ansiedad y depresión. Un miedo se convierte en una fobia cuando es excesivo, irracional o afecta su vida cotidiana.

El miedo a la oscuridad a menudo comienza en la infancia y se considera una parte normal del desarrollo. Los estudios centrados en esta fobia han demostrado que los humanos a menudo temen a la oscuridad por su falta de estímulos visuales. En otras palabras, las personas pueden temer la noche y la oscuridad porque no pueden ver lo que les rodea.

Si bien el temor es normal, cuando comienza a afectar la vida diaria y los patrones de sueño, puede ser el momento de visitar a su médico.

Fobias a las Ratas

La musofobia es un miedo a los ratones o ratas. El origen de la palabra Muso es el latín (mus significa mouse).

Al igual que con cualquier fobia, los síntomas varían según la persona dependiendo de su nivel de miedo. Los síntomas de la musofobia suelen incluir ansiedad extrema, temor y cualquier cosa relacionada con el pánico, como falta de aliento, respiración acelerada, ritmo cardíaco irregular, sudoración, náuseas, incapacidad para articular palabras o frases, sequedad de boca y temblores.

Tratamiento para las Fobias

Las fobias son altamente tratables, y las personas que las tienen casi siempre son conscientes de su trastorno. Esto ayuda mucho al diagnóstico.

Hablar con un psicólogo o psiquiatra es un primer paso útil para tratar una fobia que ya ha sido identificada.

Si la fobia no causa problemas graves, la mayoría de las personas encuentran que simplemente evitar la fuente de su miedo les ayuda a mantener el control. Muchas personas con fobias específicas no buscarán tratamiento ya que estos temores a menudo son manejables.

No es posible evitar los desencadenantes de algunas fobias, como suele ser el caso de las fobias complejas. En estos casos, hablar con un profesional de la salud mental puede ser el primer paso para la recuperación.

La mayoría de las fobias se pueden curar con el tratamiento adecuado. No existe un tratamiento único que funcione para todas las personas con fobia. El tratamiento debe adaptarse al individuo para que funcione.

El médico, psiquiatra o psicólogo puede recomendar terapia conductual, medicamentos o una combinación de ambos. La terapia tiene como objetivo reducir los síntomas de miedo y ansiedad y ayudar a las personas a controlar sus reacciones al objeto de su fobia.

Imágenes de Fobias

Resumen
FOBIAS
Título
FOBIAS
Descripción
Las Fobias Comunes y Sociales, a las Alturas, las Serpeintes, la Sangre, las Agujas, la Oscuridad y a la Ratas. Descubre sus Síntomas.
Autor